NOTICIAS

Marítima Dominicana con la mirada puesta en los adultos mayores

Como parte de su compromiso de contribuir al bienestar social de la comunidad donde se desenvuelve, y a la vez entendiendo la necesidad de que los adultos mayores tengan una vida digna, la empresa Marítima Dominicana coordinó recientemente la donación de 60 camas de posición al “Hogar de Ancianos San Francisco de Asís” en Santo Domingo, acción que se suma a otras de similar naturaleza dirigidas a esa institución.

Dicha donación fue posible con el concurso de las empresas Seaboard Marine y Associated Global Systems (AGS) de la ciudad de Miami en cuanto al transporte marítimo y la logística general requerida en origen, respectivamente; y de manera fundamental por las gestiones del Dr. Amado Alejandro Báez laborando como Director Médico en el Jackson Memorial Hospital, para facilitar la donación a través de la Fundación Salud Global que preside, y que es brazo el filantrópico del Centers for Global Health and International Medicine (www.cghim.com).

El Hogar
El “Hogar de Ancianos San Francisco de Asís” inició sus actividades en la década de 1950 de la mano de la Congregación de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados llegadas desde Valencia, España, bajo la filosofía de Santa Teresa de Jornet. Habiendo atravesado por diferentes etapas y atendido a más de 12,000 personas, permanece en la actualidad con la misma mística de satisfacer tanto las necesidades materiales como espirituales de los 250 adultos mayores que habitan actualmente en esa edificación que las hermanas y un equipo de 70 empleados se ocupan de mantener con esmero, no obstante las constantes precariedades.
En el año 2011 el hogar gana el “Premio Brugal Cree en su Gente”, renglón Asistencia Social, cuyo importe en efectivo fue utilizado para la construcción del laboratorio clínico que funciona en sus instalaciones, y del que se sirven los residentes del asilo.

Carencias

“Imagine usted, que a veces nos dejan a los viejitos ahí en la calle frente al Hogar, abandonados por sus propias familias. ¿Qué vamos a hacer nosotros sino acogerlos?” –dice convencida de su apostolado a las visitantes de Marítima Dominicana Sor María Romero-, mano derecha de la Directora del hogar, dejando ver en cada palabra una vivaz y generosa inteligencia.
El estricto manejo en la gestión administrativa, puesto en evidencia en los logros del Hogar no es suficiente para enfrentar las necesidades perentorias del día a día, todas con casi igual orden de prioridad: comida, pañales de adultos, empapadores de cama, suplementos nutricionales, vitaminas, y otras muchas demandadas por los adultos mayores, algunos de los cuales afectados por enfermedades propias de la edad que les impiden moverse adecuadamente.

Exhortación

Con su aporte a esta causa la empresa Marítima dominicana desea exhortar a toda la comunidad empresarial para que participe solidariamente con el hogar, tratándose de una institución meritoria y de gran credibilidad en nuestro país.